Cuidado con un cable suelto

El cableado a veces se deja desatendido por descuido, algunos no le dan la importancia que tiene, e incluso, otros creen que no se daña por el material del que está hecho o recubierto. Usualmente es dividido por secciones y se une a las piezas o partes a través de tomas o tapones con múltiples terminales, esto hace posible quitarlo y ponerlo a voluntad.

Es pertinente que para realizar cualquier tipo de trabajo tenga ciertas normas de seguridad, ello con el fin de evitar accidentes y obtener buenos resultados. En el caso de los vehículos, saltarse estas precauciones representa un riesgo, no solo para su conductor sino también para quienes le rodean, además del coche.

Seguridad para trabajar

Las normas de seguridad varían según el tipo de actividad que vaya a realizar, para hacer reparaciones en los automóviles hay muchas reglas a seguir, por ello a continuación se nombran algunas que comprometen al cableado:

  • Antes de hacer cualquier reparación en el cableado debe desconectar la batería, a menos que sea un chequeo.
  • Debe cambiar el cableado de los ganchos si se sueltan mientras trabaja, así evita que se quemen.
  • Asegúrese de que las arandelas no se salgan de sus agujeros. El borde afilado de los mismos roza el aislante y se puede generar un cortocircuito.
  • Revise que no haya corrosión al sacar una conexión o tendrá un mal contacto.
  • Limpie los terminales con una lima o lija, si la corrosión llegó al revestimiento es mejor cambiarlo.
  • Enumere ambos extremos del cable con cinta adhesiva antes de desconectarlo, así se asegura de devolverlos a su lugar correctamente.
  • Haga un mapa de los cables y cómo colocar los ganchos para evitar confusiones.
  • Al dañarse una parte del cableado reemplace cada extremo del mismo, en lugar de instalar una nueva sección, ello podría traerle complicaciones molestas.

Son raras las veces en las que el cableado moleste, pero suele suceder que mientras hacen alguna reparación una sección se tranque o se corte el aislante y haga cortocircuito. Si eso recalienta los cables, derrite su aislante o quema algún fusible, podría incendiarse, lo mismo puede ocurrir si al hacer el montaje procede de forma incorrecta, o si es mucha energía para el cable que utiliza.

Algunos no gustan de reparar solo la zona averiada y prefieren cambiar esa sección completa. Sustituyen todo el cableado por desconfianza, para ello no es obligatorio que sea uno nuevo, puesto que los hay de segunda mano que aún se pueden encontrar de muy buena calidad.

Visite www.piezasdesegundamano.es donde puede solicitar la pieza que requiere y diferentes empresas colaboradoras se pondrán en contacto para darle el presupuesto. Además, es posible buscar seleccionando la provincia en la que se encuentre.

Copyright davidlacasa.com 2019
Tech Nerd theme designed by FixedWidget