27 julio, 2021

Como se cambia la bomba de agua

Cuando tienes un vehículo es indispensable que tengas una temperatura óptima de funcionamiento y esta depende de la bomba de agua. Para conseguir las mejores piezas segunda mano nissan, lo mejor es comprarlas en el desguace de Despieces De, puesto que encontrarás siempre las mejores opciones del mercado.

Sin embargo, debe asegúrate de que la bomba de agua esté en buen estado, y es una pieza que puedes cambiar incluso por tu cuenta. Por este motivo, te recomiendo que sigas leyendo atentamente este post, con la finalidad de que puedas saber cómo cambiarla.

Consejos para cambiar tu bomba de agua

El cambio de la bomba de agua es algo que puedes hacer en un taller mecánico de confianza, y así dejar que ellos se encarguen del trabajo. Pero, debes tener en cuenta el coste de la reparación que puede llegar hasta los 1000 euros dependiendo del modelo del coche y la mano de obra a invertir.

Por este motivo, es probable que quieras hacer el cambio por tu cuenta y ahorrarte mucho dinero. Puedes comprar una bomba de agua en un desguace por menos de 150 euros, y para hacer el cambio debes seguir estos pasos:

Baja la bomba rota

Es indispensable que antes de comenzar el proceso el coche esté completamente frío, para que no se vayan a producir quemaduras. En todo caso, lo mejor será dejarlo apagado desde la noche anterior, y de ser posible mantenerlo elevado para facilitar el drenaje del líquido refrigerante.

Cuando el coche esté en posición, debes estar seguro de que comenzarás por el drenaje del líquido refrigerante. Una vez terminado, debes desconectar las mangueras de la bomba de agua y proceder a quitar los tornillos de fijación para que puedas retirarla del motor, dejando la zona bien limpia.

Instala la bomba de repuesto

Para instalar la bomba de agua, primero debes comprobar que sea del mismo modelo que la que acabaste de bajar. Una vez verificado, debes fijarla en el motor con los tornillos, y debes conectar las mangueras como estaban antes de quitar la bomba del motor.

Asegúrate de que no exista ningún tipo de fuga en el motor, y procede a llenar el sistema con líquido refrigerante. Purga el sistema encendiendo el motor de tu coche, y rellena el faltante de líquido refrigerante, con la finalidad de que llenes por completo el sistema, para finalmente dejar el coche en reposo durante 4 horas antes de volver a utilizarlo.